Gravat i pintura
  Aiguaforts
 

Aiguaforts i aiguatintes


Aiguatinta s/planxa de ferro mides 19cmx16cm


Aiguatinta s/planxa de ferro mides 10cmx6cm


Aiguatinta s/planxa de ferro mides 12cmx17cm Edició 1/3


Aiguatinta s/planxa de ferro mides 23.5cmx10cm Edició 1/3


Aiguatinta s/planxa de zenc mides 50cmx32.5cm Edició 1/3


Aiguatinta s/planxa de ferro mides 20cmx32cm Edició 1/3


Aiguatinta s/planxa de ferro mides 50cmx32.5cm Edició 1/3


Aiguatinta s/planxa de ferro mides 24.5cmx16.5cm Edició 1/5

Antes de iniciar la presentación de esta exposición quiero hacer alguna advertencia previa que considero primordial.

 

Tengo la costumbre de intentar trasmitir los conceptos a través anécdotas o sucedidos, por lo que os pido disculpas si en alguna ocasión no dejo los conceptos suficientemente claros.

 

En una tertulia de pintores amigos les contaba que en mis sueños, los de los últimos tiempos, no existía el tiempo. Mis sueños eran imágenes estáticas sin cronología posible, no existía un antes y un después. En un momento de mi explicación dije: <<son como cuadros>>. Entonces me di cuenta que lo que yo estaba soñando realmente eran cuadros

 

En un cuadro no existe el concepto del tiempo en el sentido lineal. El tiempo se ha detenido en la imagen que se nos presenta, no existe ni el antes ni el después, solo existe el ahora, solo existe ese instante fugaz que es el presente del observador, o sea de nosotros.

 

No cabe duda que hay obras, como en el caso de la obra de Antoni P. Vidal, que sugieren espacios donde la cuarta dimensión: el tiempo, ha modulado realidades que fueron o que pueden ser. Este es uno de los valores de la obra que hoy se nos presenta en esta Sala.

 

Otra virtud de la obra de Antoni es la capacidad de insertar la técnica, en este caso, impresiones, estampaciones de aguafuertes y xilografías, y el tema como una unidad de la que sacar el máximo rendimiento expresivo.

 

No cabe duda que la composición, el proceso de geometrización, el tratamiento del color, el estudio previo y el que se desarrolla en el proceso de desarrollo de la obra, van configurando las imágenes que nos transmiten esas sensaciones que nos hacen vibrar ante el horizonte marino.

 

Horizonte presente en los contenidos de la exposición, que en esta ocasión se nos hace más evidente con el título: NAOS, que nos anuncia el tema y el nos da una pista de los contenidos concretos de las obras.

 

Navíos, buques, carabelas, pecios sumergidos en mares ignotos, como resultado de aventuras y viajes abortados… Pero estos barcos no son unos barcos cualesquiera. Si nos fijamos bien insinúan ser aquellos primeros bajeles y galeones que se aventuraron en las aguas procelosas del mar de los atlantes, del mar de los descubrimientos.

 

Llegado a este punto nos podemos preguntar ¿Cómo es posible que una obra nos sugiera cosas que están más allá de la realidad objetiva que se nos presenta a los ojos? Responderé con palabras de María Zambrano, diciendo: <<el arte es un medio de conocimiento y revelación>> y el artista reacciona frente al entorno como un espejo ya que según Paul Klee: <<no reproduce lo que es visible, sino que hace visible lo que no siempre lo es.>>

 

Para terminar e intentar penetrar en este misterio que es el arte y el trabajo del artista, y no cabe duda que Antoni P. Vidal lo és, quiero hacer presente el inicio de un poema de Gloria Fuertes que dice:

Todo se puede explicar
(menos un cuadro, un poema o una sirena de mar).

 

José G. Ramos

 

Lleida, abril de 2008

 

 
  Hoy habia 1 visitantes (7 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=